El frijol común (Phaseolus vulgaris L.) es una leguminosa que forma parte de la dieta básica alimentaria de millones de personas en el mundo, alrededor de 150 países en el mundo cultivan frijol, los mayores productores de frijol a nivel mundial son: Brasil, México e India entre otros.

Al frijol se le conoce con diferentes nombres: porotos, caraotas, alubias, habichuelas, frejoles, judías, etc. También esta leguminosa presenta gran variedad en tamaño y color, los hay rojos, verdes, blancos, rosados, frijoles, cabecita negra, frijoles negros, es decir para todos los gustos.

Pero cuáles son esas bondades que han convertido al frijol en un ingrediente básico de la cultura culinaria de muchos países, como México, Brasil, Cuba, Venezuela y Colombia (en algunas regiones colombianas la gente desayuna con frijoles recalentados) veamos:

Los frijoles son una excelente fuente de proteína vegetal (del 14 al 33%), económica y muy versátil para preparar, es fuente de carbohidratos, vitaminas del complejo B, minerales (Calcio, fósforo, hierro, zinc) y además posee un alto contenido de fibra del 15.5 al 25.00 por 100 gr de frijol cocido; que favorece el buen funcionamiento del tracto digestivo.

El frijol se consume tanto fresco como seco, es un producto que podemos consumir en todas las épocas del año. Puede ser preparado en sopas, como guarnición, plato fuerte, en ensaladas combinado con diferentes verduras para las épocas de calor, resulta una excelente opción. El frijol combinado con cereales como el maíz o el arroz es una excelente fuente de proteína que resulta muy favorable para quienes no consumen carnes.

El consumo del frijol beneficia a personas con diabetes, pues tiene bajo contenido glucémico, también tiene poder antioxidante, pues en la cáscara del grano están presentes flavonoides que tienen poder anticancerígeno y antiinflamatorio.

Y como si fuera poco, según la FAO, su cultivo ayuda a mantener y recuperar suelos pobres y de difícil cultivo que son producto de la ganadería extensiva.

Resulta importante saber de dónde proviene este maravilloso grano, pues es originario de Mesoamérica, exactamente de México “viva México” es emocionante saber que desde hace miles de años los pueblos originarios  mexicanos domesticaron el frijol y nos regalaron este maravilloso grano que alimenta a millones de personas en el mundo.

Sus bondades y costo hace del frijol un producto ideal para ser integrado a la dieta alimentaria. Ahora mismo se me antoja una bandeja paisa, o una feijoada o un arroz congrí, unos frijolitos refritos, la variedad de platillos resulta muy variada y tentadora.

Autora: Esperanza Lozada, Licenciada en Biología, amante de la buena cocina y clienta de Kaiser Selection

Die-Bohne-kaufen
close

10% Willkommensrabatt!

Lust auf News und Angebote?

Wir senden keinen Spam! Erfahre mehr in unserer Datenschutzerklärung.

Brauchen Sie Hilfe?